Acerca de

Abuelo de Eduardo Moreno
En el año 1939, mi abuelo ya se dedicaba a acuchillar suelos de madera.

La palabra “acuchillar”, viene de cuando no había máquinas de lijar y las tarimas se hacían con cuchillas a mano, esto era posible porque tampoco existían barnices y en su lugar se aplicaban ceras, las cuales protegían menos la madera y tenían un mantenimiento más trabajoso.

Después salieron las máquinas lijadoras y solo se hacían a mano las orillas, donde la máquina no llegaba.

Más tarde salieron las lijadoras radiales para lijar las orillas, aún hay lijadores que las utilizan, estas máquinas son las que tanto polvo levantan, ya que no llevan bolsa de recogida de polvo, como las más actuales que utilizamos nosotros con aspirador incorporado.

En ese momento la cuchilla nada más se utilizaba para hacer los rincones, donde la radial no llegaba.

Hoy en día, tenemos máquinas para hacer los rincones, de manera que la cuchilla ya solo se utiliza alguna rara vez en algún sitio poco accesible, que no se pueda hacer de otro modo.

Mi abuelo fué colaborador de la casa Acxadi, primera empresa que comercializó y aplicó barniz en España.

Mi padre también estuvo en Acxadi y trabajó con mi abuelo, cuando se jubiló, mi padre continuó mejorando y renovando máquinas y técnicas referentes a lijado, barnizado, entarimados y parquets, me uní a él hace más de 20 años, al jubilarse, seguí mejorando sin cambiar la esencia y tradición que esta familia ha ido dejando al cabo de los años.

Nuestros clientes confían en nosotros y por ello siempre nos llaman para que ofrezcamos nuestros servicios en sus hogares.

Lo hemos conseguido gracias a una serie de normas y costumbres que siempre hemos llevado a cabo.

  • Utilizamos materiales de primera calidad.
  • Tenemos profesionales muy cualificados, con muchísimos años de experiencia, y de plena confianza.
  • La seriedad y profesionalidad, es algo que tenemos muy presente en todo momento.
  • El trato con el cliente, siempre procuramos que sea de lo más agradable y respetuoso.
  • No solo nos avalan más de 70 años de profesión, sino que intentamos mejorar, sin perder ni olvidar lo que nos ha llevado hasta aquí.

Gracias a ustedes seguiremos dándoles lo mejor de nosotros.